Villa Devoto: el Km 0 de una nueva ruta del vino en la Ciudad de Buenos Aires

0
32

 

 Al barrio de Villa Devoto, también llamado Jardín de Buenos Aires, por ser una zona residencial con predominancia del verde, habitualmente se lo vincula en el imaginario colectivo con la cárcel.  Pero es mucho más que eso. Para el Devotense, el barrio es una extensión de su casa, con gran arraigo e identidad y espíritu de pueblo.

Antonio Devoto, quien fuera la personalidad principal ligada a la creación del barrio- no a su fundación, ya que básicamente se creó como un Country Urbano en 1889- tuvo una de las fortunas más importantes del país y recibió numerosos títulos nobiliarios de la comunidad italiana. Tanto es así que el rey de Italia Víctor Manuel III, lo condecoró con el título de conde el 23 de enero de 1916, solo unos meses antes de su fallecimiento. Como curiosidad, Villa Devoto posee la cota más alta de la ciudad de Buenos Aires; ubicada en el cruce de la calle Chivilcoy y Avenida Beiró, que está a la misma altura que la punta de la cúpula del Congreso de la Nación.

Hay dos aspectos que hacen a Villa Devoto una nueva propuesta cultural, turística y gastronómica para los que buscan opciones más allá de los centros urbanos. Uno de ellos es su historia de cercanía ligada al vino, a través del Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico, que fue clave en la vinculación con la producción vitivinícola de Mendoza. En 1887 se inauguró la estación “La Paternal” donde llegaba el vino a granel en vagones tanque. Por esos años, en la zona se instalaron establecimientos como Giol, Crespi, Gargantini, Arizu y Escorihuela. El triángulo que delimitan la Avenida San Martin, Carlos Antonio López y Gutenberg, es donde se afincaron las primeras bodegas y vinotecas de la zona. Esta tradición vitivinícola convirtió al barrio en la vidriera de la marca país “Vino Argentino”. Con el correr de los años, e impulsados por la Cámara de Comercio de Villa Devoto, se comenzaron a realizar diferentes eventos relacionados al vino. El primero se realizó en 2015 para festejar la Semana del Malbec. Luego se sumaron los festejos por la Semana del Vino, el día Nacional del Vino y la Noche de las Vinotecas. Desde entonces estas 3 celebraciones se festejan anualmente en la zona.

El segundo aspecto fue la pandemia que creó otra dinámica en la Ciudad y también en Devoto. Históricamente, por su lejanía con el centro, Devoto tuvo un carácter de barrio dormitorio. En la semana la mayor parte de la actividad se realizaba afuera y luego se disfrutaba los fines de semana. La pandemia modificó radicalmente esta ecuación. Devoto pasó a tener una movilidad comercial creciente todos los días de la semana impactando en los comercios y locales de cercanía, sobre todo los gastronómicos.

A partir de esta historia y tradición arraigada al vino sumado a esta nueva realidad, es que las calles de Devoto ofrecen a cada paso propuestas que unen lo cultural, histórico y turístico, con uno de los productos más federales. Este nuevo polo que hoy surge en la ciudad, llamado “Devoto Vid” se extiende por el casco histórico, en los alrededores de la Plaza Arenales, nodo central del barrio. Entre las propuestas que se pueden encontrar en este nuevo circuito se destacan:

8 vinotecas en la zona, 3 de ellas muy reconocidas en el ambiente de las bodegas por lo tradicionales, su expertise y gran oferta de etiquetas:

  • La Casa de los Vinos Tombetta, en Carlos Antonio López y Avenida San Martín. La vinoteca más antigua de la Capital, este 2022 cumple 90 años.
  • La Bodega de Bórbore, una vinoteca que encabeza Carlos Bórbore desde hace 30 años, y está vinculado a la familia propietarias de vinos “La Quebrada”. Actualmente la vinoteca tiene 1800 etiquetas y realizó 760 catas y charlas por las que pasaron las más destacadas personalidades del vino argentino. Tiene en sus fondos el primer espaldero de VID de Devoto con plantación de 12 vides diferentes que se pueden visitar (pinot noir, cereza, pinot gris, cabernet, etc).
  • La otra vinoteca tradicional es Vinoteca Devoto, de la familia Fontán, que en diciembre 2021 cumplió 40 años y tiene dos sucursales en la zona.

Más de 25 propuestas gastronómicas activas

  • Hay tradicionales y muy conocidas como El Bar Alemán, Café Stylo y el Café de García (estos últimos Bares Notables de la Ciudad de Buenos Aires) y otros como el Café de la Plaza, o la trattoría Ritratto, con más de 25 años en la zona. También hay un Jazz Bar: “Laganini”. Y Donato DeSantis también está presente con su cantina“Cuccina Paradiso”.

3 palacios para visitar

  • Seminario Metropolitano, el Palacio Ceci y el Palacio de Obras Sanitarias.

1 basílica

  • La Basílica Menor San Antonio de Padua, donada por Antonio Devoto, cuyos restos descansan en la cripta de esa misma basílica junto a quienes fueran sus dos esposas.

Primera área peatonal Diagonal Fernández de Enciso

  • Reúne comercios, emprendimientos y sucursales de marcas de cadenas de comidas nacionales e internacionales (Café Martínez, Havanna, Burger 54, Taco Box, Hells Pizza, Luccianos, entre otros).

“Devoto Vid busca agrupar aquellas industrias estratégicas de gran impacto en una zona en crecimiento de la Ciudad. Con esta nueva propuesta se genera un ecosistema que combina la historia de un barrio emblemático de Buenos Aires y emprendimientos vinculados al vino, gastronomía, turismo, eventos, formación, entre otros, que transforman a Devoto en una plaza no solo de actividades culturales, eventos y atracciones gastronómicas sino también en una nueva propuesta de inversión”, comenta Jorge Mesturini, empresario, creador e impulsor de la creación del Distrito del Vino en la Ciudad de Buenos Aires y de “Devoto Vid”.

Déjanos tu comentario