Tres lugares imperdibles para disfrutar en Córdoba

0
43

Paisajes, cultura e historia. La provincia de Córdoba abre las puertas a sus atractivos e invita a conocerla. Con diferentes alternativas, se presenta como una opción para descubrir locaciones únicas y disfrutar de múltiples actividades en cualquier momento del año en ciudades como La Falda, Alta Gracia y Santa Rosa de Calamuchita.

La Falda

Si de encantos coloniales, hermosas vistas y actividades hablamos, La Falda no puede quedar afuera de la lista. Entre rincones naturales, festivales típicos, postas religiosas y emblemas históricos, se convierte en un paraje serrano imponente para visitar en el Valle de Punilla.

Una localidad que esconde pasajes de ensueño, como es la Cascada de Olaen, que cuenta con tres saltos: el más alto, a 20 metros de altura. El lugar se encuentra rodeado de grandes piedras y una amplia vegetación, en la que los visitantes pueden instalarse y pasar el día.

Otro de los lugares icónicos de La Falda es el Museo Hotel Edén, un hotel histórico que ahora es un museo de arte y objetos antiguos. Construido en 1897, el edificio ha sido cuidadosamente restaurado y preserva la elegancia y el encanto de su época dorada. Los visitantes pueden disfrutar de exposiciones y eventos culturales en el museo, así como de las impresionantes vistas de los jardines y la ciudad desde sus terrazas.

Respecto a la gastronomía, en Nómade podremos disfrutar unos sorrentinos de jamón y queso rebozados con alioli, ciboullete y menta. Otro plato que no se queda atrás son los ravioles de espinaca con hongos y berenjenas asadas. Otra alternativa es el bife de chorizo con tomate y hongos asados o la entraña a la chapa de Safari Restó.

En relación al alojamiento, el Good Life Resort ofrece un departamento doble, mientras que el Gran Hotel España cuenta con dos opciones de alojamiento: con desayuno y media pensión (desayuno y cena). Esta misma situación se da en el Hotel El Libertador 

Alta Gracia

Alta Gracia es uno de los destinos turísticos más próximos a la ciudad capital de Córdoba. Localizada en el Valle de Paravachasca, es una localidad rica en historia, cultura y paisajes naturales.

En este último aspecto, uno de los atractivos más destacados es El Tajamar, el dique artificial más antiguo de la provincia. Esta gran obra de ingeniería, creada en 1659 por los padres jesuitas, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su construcción tuvo como objetivo facilitar el riego de las huertas en la zona y el funcionamiento de dos molinos hidráulicos harineros y el batán. Hoy, esta antigua cantera de piedra se ha convertido en un hermoso espejo de agua rodeado de naturaleza. 

Entre los espacios culturales también destacan la emblemática Estancia Alta Gracia. Construído en 1643, está integrado por la iglesia, que destaca por su fachada sin torres. A ésta se le suma una residencia donde funciona, desde 1977, el Museo Nacional Estancia Jesuítica de Alta Gracia y Casa del Virrey Liniers. En su interior, se resguarda una importante colección de objetos de los siglos XVII, XVIII y XIX.

En cuanto a lo que hotelería refiere, el Solares Hotel ofrece la habitación Cuádruple Estándar; la misma cuenta con una cama matrimonial y dos individuales o cuatro camas individuales, lo que la hace ideal para grupos o familias. Por otro lado, el Hotel Ritz cuenta con dos opciones de habitación: la Habitación Doble y la Habitación Cuádruple. Ambas opciones incluyen desayuno y cochera.

Respecto a la variedad gastronómica, en La Casa de Juan Pedro se puede disfrutar de distintas opciones de pastas caseras, entre las que se encuentran los tradicionales ñoquis de papa con crema y los tallarines con salsa fileto o crema. Por otro lado, y para los amantes de la carne, en Casa Pueblo es posible degustar una entraña o un entrecot. Una guarnición de papas fritas para acompañar los cortes.

 

Santa Rosa de Calamuchita

El Valle de Calamuchita es epicentro de una encantadora ciudad. Santa Rosa de Calamuchita ofrece una mezcla de historia, cultura y naturaleza. Atravesada por el río homónimo, es ideal para desconectarse en sus playas y balnearios, o también a través de caminatas por sus circuitos.

De una marcada impronta colonial, el solo recorrer sus íconos son suficientes para comprender la relevancia religiosa en la localidad. La Iglesia Nuestra Señora del Rosario, el Museo Municipal de la Ciudad y el Centro Cultural Cervantes son algunos de los sitios imperdibles en cada visita a la localidad.

En este sentido, la Capilla de Santa Mónica, situada en un cerro a pocos kilómetros del centro de la ciudad, es un lugar de peregrinación popular. Esta pequeña iglesia fue construida en el siglo XVIII y ofrece una vista panorámica de la ciudad y sus alrededores.

Para aquellos que buscan expandir sus experiencias espirituales, también se encuentra el Vía Crucis. Esta caminata de unos 14 kilómetros recorre los cerros que rodean la ciudad y presenta estaciones con esculturas que representan la Pasión de Cristo.

En cuanto a hospedajes, el Hotel Gloria ofrece habitaciones para dos personas, abonando en efectivo, mientras que la Posada Cerro Hotel cuenta con habitaciones para dos personas que incluyen desayuno 

Por su parte, La Reina Restaurante es un lugar ideal para aquellos que aman la carne. En su menú se destacan dos opciones: el Bife de chorizo a la manteca de finas hierbas, que viene con papas rústicas y el Lomo con salsa de champignon, que viene acompañado de puré de papas.

Déjanos tu comentario