Tips para viajar en avión con mascotas

0
39

Al momento de organizar viajes en avión uno de los principales puntos que solemos tener que planificar es qué hacemos con nuestros animales. A partir de ahí surge un dilema: la posibilidad de no llevarlo, lo cual implica conseguir un lugar de confianza para dejarlo o algún familiar o amigo que pueda cuidarlo; o hacerlo parte de las vacaciones, lo cual implica tener en cuenta distintas cosas.

Si bien los viajes aéreos con animales son cada vez más comunes y aunque existen algunas reglas de aviación internacional generales, lo primero que hay que aclarar es que las normas del viaje en avión para animales varían según cada compañía en función de la legislación de sus respectivos países y de sus propias normas internas. Por ellos antes de comprar un pasaje hay que contar con toda la información necesaria para saber que nuestro animal tendrá un buen recibimiento a bordo. Sumado a eso, hay una serie de cuestiones a considerar vinculadas a la salud y bienestar de tu compañero.

Por ello, la Médica Veterinaria, especialista en etología animal y fundadora del refugio de animales APRANI Alicia Barreto, te deja 5 tips a tener en cuenta al momento de viajar en avión con tu animalito .

  1. Antes de comprar el pasaje aéreo, es recomendable llevarlo al veterinario para que le realice un chequeo general, y pueda determinar si es o no un animal apto para volar en avión.

  1. Tratar de evitar que tu animal viaje en la bodega de carga. Entre varios factores problemáticos las bodegas representan un ambiente desconocido y solitario lo cual puede ser estresante.  Ademas podria hacer problemas de aplastamiento, o congelamiento, o golpe de calor.

  1. Si viajas en cabina, es recomendable que el transportador que utilices sea lo suficientemente grande como para que tu animal pueda pararse, girar y acostarse. Además, es importante que tenga una ventilación adecuada en lados opuestos, una recipiente de agua que pueda beber y un fondo impermeable cubierto con material absorbente. Sumado a esto, es recomendable que lo alimentes unas cuatro horas antes del vuelo, para que no sienta incomodidad o náuseas. Además, es importante darle agua hasta el último minuto y hacer que haga sus necesidades antes de embarcar.

 Un tip para acostumbrarlo al transportín y a su uso, es familiarizarlo al espacio durante el mes previo. De esta forma se estresará menos, ya que se sentirá seguro dentro de un lugar conocido. Es importante que lo vea como algo positivo y no como un castigo. También es recomendable colocar dentro de él algunos objetos que le resulten familiares como su manta, su almohada o su juguete favorito, pues esto le dará tranquilidad.

  1.  No lo duermas o lo sedes. Si no existe ninguna prescripción por parte del veterinario no se le debe dar ningún medicamento o sedante a tu mascota ya que no se sabe que tipo de reacción pueda generarle. Algunos efectos adversos pueden provocar vómitos, diarrea o sed excesiva. Siempre hay que considerar que estará solo y sin atención durante varias horas y todo esto lo pondrá aún más nervioso.

  1. Lo mejor que se puede hacer es cansarlo antes del viaje. Tratar de sacar a pasear un buen rato o jugar con tu mascota ayudará a que esté más relajado para el viaje. Lo ideal es que sea el doble del tiempo que normalmente tiene en su rutina. De esta manera, es más probable que duerma durante el trayecto.

Si antes de viajar tenés alguna duda, es muy importante que consultes con tu veterinario de confianza para tomar una decisión. Lo importante es que todos los pasajeros puedan disfrutar del viaje y de la experiencia de ir a vacacionar en familia.

Acerca de:

APRANI, Asociación Protectora de Animales sin fines de lucro, con sede en Moreno, Provincia de Buenos Aires, fue creada en 2006 por Alicia Barreto, médica veterinaria especialista en etología y fisioterapias recibida de la UBA.

Hoy en APRANI viven más de 200 animales rescatados de la calle, con denuncia policial y abandonados por sus familias (perros, gatos, conejos, aves, caballos, tortugas  y chanchos).  A todos ellos les brinda los cuidados necesarios: alimento, cobijo, revisiones veterinarias, castraciones, cuidados médicos, terapias alternativas y mucho cariño.

Actualmente la fundación se mantiene gracias al aporte de diferentes donantes, personas que apadrinan perros y quienes adoptan animales.

Déjanos tu comentario