Madrid, al caer el sol

0
24

Dicen que Madrid es una ciudad que nunca duerme. También que su noche es mítica y que, al caer el sol, se convierte en una de las capitales con más marcha del mundo. Si quieres descubrirlo y ser la estrella del baile o del karaoke, vivir el duende del flamenco, la magia de un musical o brindar con un cocktail de autor con vistas de 360º o en un espacio clandestino, déjate llevar por tu lado noctámbulo y elige a tu ritmo.

La fiesta va por barrios

Sea cual sea tu plan, encontrarás el lugar o el barrio ideal para sumergirte en el ocio nocturno con propuestas que van desde los sofisticados espacios del barrio de Salamanca hasta el ambiente bohemio de Malasaña, que fue cuna de la denominada Movida y que hoy ofrece una oferta alternativa entorno al rock, punk e indie-pop. Otra de las mejores zonas para el ocio nocturno es el Barrio de Las Letras con todo tipo de espacios, que encontrarás abiertos cualquier día de la semana en zonas como la calle Huertas o la plaza de Santa Ana, llenas de ambiente.

Para vivir la noche más multicultural pon rumbo al barrio de Lavapiés y descubre sus locales en los que bailar al ritmo del reggae o hip-hop. Si quieres conocer la marcha más castiza, dirígete a La Latina, una zona en la que, además de disfrutar de actuaciones en directo, muchas de ellas enfocadas en el flamenco, podrás saborear la mejor gastronomía.

Gastronomía y ocio nocturno, maridaje perfecto

Una de las tendencias de la noche de Madrid es aunar música y gastronomía. Ir a cenar y no tener que desplazarte para ver un espectáculo o deleitarte con la mejor música es una opción que cada vez tiene más seguidores. Algunos locales no solo combinan gastronomía con ocio experiencial, sino que tienen una decoración impactante, como es el caso de Fanático con motivos inspirados en viajes, animales y los años 20. Su sala principal, presidida por un enorme elefante con chistera, se ha convertido en uno de los place to be de la noche madrileña.

Y en pleno corazón del parque de El Retiro encontrarás Florida Park con diferentes espacios como El Pabellón y La Galería, en los que saborear gastronomía de autor con ambiente musical a cargo de diferentes artistas y DJs. Para los más noctámbulos está especialmente creada su mítica sala de fiestas en la que actuaron intérpretes como Frank Sinatra o Lola Flores y que aún conserva sus características paredes rojas. 

Legendarias fueron también las fiestas de Freddie Mercury en las que se inspiran las noches de Barbara Ann Sol. Un espacio con esencia rockera, que se suma al que ya tenía en el barrio de Salesas, y cuyas veladas hacen un repaso por la historia de la música desde la época de los Beatles hasta Rosalía, pasando por las décadas de los 70, 80, 90 y 2000, mientras disfrutas de una propuesta gastronómica con la que podrás viajar desde Asia hasta Sudamérica. 

Coctelería de autor y clandestina

El sector de la mixología merece un brindis especial en la noche madrileña. La capital está experimentando lo que se denomina una auténtica revolución líquida con una oferta que va desde las coctelerías más clásicas como el Museo Chicote, fundado en 1931 en Gran Vía y frecuentada en los años 50 por estrellas como Ava Gardner o Grace Kelly, hasta el innovador Salmon Guru, capitaneado por el bartender argentino Diego Cabrera. Este espacio ubicado en el Barrio de Las Letras, ocupa el nº 15 en la lista The World’s 50 Best Bars, y acaba además de ser remodelado, manteniendo su estructura de tres espacios ambientales diferenciados: animal print en la entrada, cómic en la zona intermedia, y asiático al fondo. 

La nostalgia clandestina está también muy presente en el mundo de la coctelería. La tendencia speakeasy, emulando a los locales clandestinos que se lanzaron durante la Ley Seca, cada vez tiene más seguidores en Madrid. Toma nota de locales muy novedosos como Le Speakeasy del prestigioso grupo Robuchon, que se ubica en el palacete del mítico Embassy Madrid. Capitaneado por el prestigioso bartender Marino Villalón, evoca a las boîtes parisinas de los años 20. Las denominadas noches de Robuchon, ofrecen, además, otros planes de ocio como poder disfrutar de la música en directo de una big band o del espectáculo del conocido mentalista Pablo Raijenstein. 

Y, escondida en el restaurante BiBo, del Grupo Dani García, encontrarás El Coleccionista con una propuesta que se basa en la denominada coctelería gastronómica, que mezcla tecnología y creatividad. El espacio, inspirado en las galerías de arte y el coleccionismo de antigüedades, ofrece una selección de cócteles elaborados con diferentes técnicas como redestilaciones, fermentaciones o desalcoholización. 

Momento Karaoke

Al mundo del Karaoke, también han llegado las opciones secretas y clandestinas. Es el caso de PlayBack, un innovador espacio con ocho salas insonorizas y 38.000 canciones, que se oculta en la parte trasera del sofisticado concept store Piamonte, 12 en el barrio de Salesas. Y, en la Puerta de Alcalá, escondido en los bajos del espectacular restaurante de estilo hawaiano con acuario incluido, te sorprenderá TikEasy Karaoke, un espacio en el que podrás poner a prueba tus dotes como cantante en un sofisticado entorno.

Además, podrás encontrar otras opciones en casi todos los barrios de Madrid y con todo tipo de propuestas, desde el moderno Karaoke Decibelios, en pleno barrio de Salamanca, en el que, si lo tuyo no es cantar, puedes probar suerte con el billar o los dardos, hasta el clásico Toni 2, un piano bar que ofrece la música en directo de un pianista al que, si te animas, puedes acompañar cantando. 

Falsas apariencias

Y más diversión en la noche madrileña: los locales alternativos en los que nada es lo que parece. Es el caso de Medias Puri, una discoteca que se esconde con la apariencia de una mercería de barrio en los bajos del Teatro Nuevo Apolo con capacidad para 1000 personas y tres pistas de baile con espectáculos en vivo, música electrónica, música disco de los ochenta y otras muchas sorpresas que convierten a este espacio en uno de los más rompedores de la noche madrileña.

¿Quieres seguir sorprendiéndote? Pon, entonces, rumbo a Uñas Chung Lee, un espacio con apariencia de local de manicura al uso, donde, efectivamente, se pueden hacer las uñas en su nail spa. Hacia el fondo se encuentra el acceso a la discoteca, en la que podrás bailar al ritmo de los grandes éxitos musicales de ayer y de hoy, disfrutar de las acrobacias y coreografías de sus bailarines y actores e, incluso, demostrar tus dotes de cantante en un karaoke coreano.

Noches con duende

Mágica, mítica y con duende. Sí, la noche de Madrid también tiene duende que se manifiesta a través del Flamenco, una expresión artística llena de pasión declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Tienes a tu disposición durante toda la semana una amplia oferta de teatros, bares y tablaos en los que apreciar lo mejor del cante jondo y disfrutar a la vez de la mejor gastronomía. Es el caso del Corral de la Morería, el único tablao flamenco del mundo con restaurante gastronómico Estrella Michelin.

Del buen momento que vive el flamenco en Madrid dan fe también otros espacios que han sido recientemente renovados como el Tablao Flamenco 1911, que ocupa el espacio del emblemático local Villa Rosa o el Tablao de la Villa, en el antiguo Café de Chinitas. 

Y, en la icónica Puerta de Alcalá, podrás encontrar una de las grandes novedades como es Flamenco de Leones, un singular restaurante-espectáculo, que sigue el espíritu de las clásicas tabernas madrileñas.

En vivo y en directo

Para disfrutar de la música y de la cercanía de sus intérpretes, nada mejor que escucharla en directo y en pequeños locales. En Madrid, encontrarás salas de música en vivo en las que no solo poder deleitarle con las actuaciones de artistas consagrados, cantautores y grupos de rock y jazz, sino que podrás descubrir muchos nuevos talentos. Anota en tu radar salas emblemáticas como el Búho Real en la que disfrutar del mejor pop acústico; el Café Central, el lugar perfecto para relajarse con música de jazz; el Café La Palma en el barrio de Malasaña; El Sol, un clásico de La Movida madrileña o el Café Berlín, con actuaciones que van desde el pop o las sesiones de Dj’s hasta el cabaret. 

Viva el espectáculo

El espectáculo forma parte de la noche de Madrid como una de sus grandes fortalezas. 

Algunos géneros como los musicales se han convertido en toda una referencia del ocio nocturno en Madrid con producciones como Mama Mía!, la comedia musical con las canciones de ABBA, o Malinche, el nuevo musical de Nacho Cano, que están teniendo una gran acogida y dispone, además, de una versión en inglés convirtiéndose así en el primer musical de España interpretado al 100% en esta lengua. Toma nota también de dos nuevas producciones recién llegadas como son El Fantasma de la ópera y Pretty Woman, basado en la exitosa comedia romántica.  

Y, al más puro estilo de Las Vegas y Broadway tienes también otros espectáculos musicales como WAH Madrid, un innovador show inmersivo que aúna la música y gastronomía, que no te dejará indiferente. 

Un brindis desde las alturas

Si la noche es única a pie de suelo, lo es mucho más desde las alturas con visitas al cielo de Madrid, que de día sobresale por su intenso azul velazqueño y, al caer el sol, te ofrece mágicos atardeceres. En la Gran Vía tienes algunas de las terrazas más espectaculares como la azotea del Círculo de Bellas Artes y Picalagartos Sky Bar. Y ten también en tu radar el rooftop del hotel Thompson en el que, además de algunas de las mejores vistas panorámicas de Madrid, podrás disfrutar de una elaborada gastronomía y cócteles de autor. 

Gastronomía y ocio nocturno; coctelerías y karaokes clandestinos; locales de leyenda; música en vivo; espectáculos al estilo de Broadway, sobremesas interminables para disfrutar de la gastronomía a la luz de la luna… ¡Madrid, una ciudad que nunca duerme!

Déjanos tu comentario