La Guitarrita mudó su icónico local

0
11

La Guitarrita, una de las pizzerías tradicionales más icónicas de Buenos Aires, con locales en capital y alrededores, mudó su icónico local del barrio de Núñez a un imponente espacio de cinco plantas con terraza, vereda y deck que permite albergar más de 200 comensales por turno.

La Guitarrita, la tradicional pizzería de Buenos Aires, fue fundada en 1963 en el barrio de Belgrano por dos ex–jugadores de fútbol de los clubes Boca Juniors y San Lorenzo de Almagro: Mario Boyé y René Pontoni, convirtiéndose en el lugar de encuentro de grandes figuras del ámbito deportivo y artístico durante 40 años. En el 2006, René Pontoni (nieto del reconocido jugador) y Ximena Díaz Varela, tomaron las riendas de la marca posicionándose en el barrio de Núñez. Hoy se mudan de la icónica locación de la calle Cuba a un imponente local en la esquina de Vuelta de Obligado y Juana Azurduy, dentro del mismo barrio.


El nuevo local tiene una capacidad total para recibir a 200 comensales. Al llegar, salta a la vista el imponente edificio enmarcado con dos árboles llenos de luces que dan paso a las cinco plantas en total que lo componen, rodeado con una estética y ambientación que se suma a la historia de esta pizzería: típicos banderines, bufandas y remeras de diferentes clubes, que se intercalan con fotos antiguas y más recientes de estrellas de fútbol, así como también artículos de revistas y periódicos prolijamente enmarcados, que transportan a diversos momentos claves del deporte emblema en todas sus épocas. Además, vajillas firmadas por grandes deportistas que han visitado el lugar. Cada planta cuenta con mesas y sillas para grupos de familia y amigos, en la primera se puede observar una barra que enmarca la cocina y puertas adentro un gran horno de barro donde sucede la magia, las plantas sucesivas continúan en comunión con el resto del local y la sorpresa del último piso es una acogedora terraza al aire libre con barra de bebidas con sillas altas y mesas y sillas para grupos de dos y cuatro personas. Además, cuentan con dos decks ubicados en las veredas laterales de la esquina y mesitas en la entrada del impresionante local.

Su propuesta gastronómica la protagoniza la pizza, ideada originalmente por el maestro pizzero Don Jorge Antonio Grillo, quien trabajó por más de 50 años en La Guitarrita y sentó las bases para su actual oferta: una gran variedad de pizzas a la piedra, elaboradas en el momento en horno a leña, que van desde “Clásicas” como la Napolitana (salsa de tomate, muzzarella, rodaja de tomate y albahaca y ajo a gusto), Panceta a caballo (muzzarella, rodajas de cebolla, panceta y huevos), Albahaca (salsa de tomate, muzzarella y albahaca), y Ananá con jamón (salsa de tomate, muzzarella, rodajas de ananá y jamón cocido natural) o sus originales pizzas “rellenas” donde se destacan la pizza que lleva por nombre y rinde honor al maestro pizzero Don Grillo (rellena con muzzarella, jamón cocido natural, longaniza y morrón, cubierta con provolone), y la Madrileña (rellena con muzzarella, salsa de tomate, rodajas de tomate, jamón y huevo picado), entre otras.

También se pueden degustar doce tipos de empanadas artesanales, destacándose sabores como carne cortada a cuchillo, carne dulce, roquefort y jamón, caprese y humita. Además, porciones de Faina con rúcula, tomate, muzzarella y ajo; con jamón y muzzarella, o con cebolla, entre otras opciones. Para los que prefieran platos más ligeros también se ofrece diversas ensaladas clásicas y originales con vegetales y proteínas; mientras que para compartir, la carta luce picadas que incluyen: jamón crudo, jamón cocido, bondiola, longaniza, cantimpalo, muzzarella, provolone, roquefort, aceitunas, matambre casero, morrones asados con ajo, berenjenas y se sirve con pan de pizza y timbal de maní. También ofrecen sándwiches en pan de pizza y grillitos -una tapa de empanada con provolone gratinado-.

De lunes a viernes cuentan con diversas opciones de menús de mediodía, combos para compartir y menú infantil.

El cierre perfecto de la experiencia lo abanderan sus postres especiales, diseñados en su mayoría para compartir. Entre sus opciones se destacan el Banana Split (tres bochas de helado a elección, banana, chocolate caliente, dulce de leche y crema chantilly) la clásica Chocotorta, Tiramisú, Flan casero con dulce o crema, Mouse de chocolate, Panqueque con dulce de leche y helado, entre otras delicias.

Es así como este icónico espacio se convierte en el lugar ideal para disfrutar con amigos y familia, en un ambiente donde se respira fútbol en cada uno de sus espacios. Además, se puede disfrutar a domicilio a través de las principales apps de envíos y su call center.

La Guitarrita
Instagram y Facebook: @pizzerialaguitarrita

Déjanos tu comentario