Córdoba | Una escapada a La Cumbre

0
44

La Cumbre, a 100 kilómetros de Córdoba Capital, es la localidad con más altura de todo el Valle de Punilla. Al pie de las Sierras Chicas, combina paz y naturaleza con una variada oferta hotelera.

La provincia de Córdoba está llena de lugares hermosos para conocer y uno de ellos es La Cumbre, la localidad a más altura de todo el Valle de Punilla, a unos 100 kilómetros de distancia de la capital.

Elegante y distinguida entre casonas de estilo inglés, La Cumbre es ideal para visitar durante todo el año por su clima de montaña, su amplia y variada propuesta gastronómica, hotelera y su gran cantidad de actividades y paseos para hacer.

De cara a los próximos fines de semana largos, una guía con todo lo que se puede hacer en este destino y cuáles son los lugares más lindos para hospedarse.

¿Qué hacer en La Cumbre?

La Cumbre ofrece una amplia gama de actividades para disfrutar al aire libre, aventurarse o bien descansar.

Los fanáticos del trekking pueden recorrer un sendero bien marcado y accesible de 500 metros para llegar a uno de los símbolos de la zona: el Cristo Redentor, donde se consigue una increíble vista de las sierras y la ciudad. Otra opción es el sendero hasta Cruz Chica y Cruz Grande, de no más de 3 kilómetros.

Las cabalgatas son otra de las actividades preferidas para entrar en contacto con la paz y la naturaleza del lugar: hay paseos de medio día, de día completo, de varias jornadas y de noche bajo la luz de la luna.

Para quienes busquen descansar, hay rincones perfectos como las márgenes del río Pinto, el dique San Jerónimo o el arroyo El Chorrito, a pocas cuadras de la plaza céntrica.

Una actividad imperdible es visitar ‘El Paraíso’, la Casa Museo del escritor Mujica Lainez, en el paraje de Cruz Chica. La propiedad fue construida por el arquitecto francés León Dourge en la década de 1920 y conserva muebles, retratos, escritos y objetos originales, además de una magnífica biblioteca con más de 15.000 libros.

También en La Cumbre se puede conocer el Museo de Motos y Bicicletas Antiguas; templos como la capilla San Roque, una de las más antiguas de la comuna; el viñedo Nébula, con las sierras de fondo; el Camino de los Artesanos, desde la ruta provincial E55; o visitar la Estancia El Rosario, una fábrica de alfajores y dulces artesanales fundada en 1924.

¿Dónde hospedarse?

En La Cumbre hay una gran oferta de alojamientos, desde hoteles pequeños y boutique hasta cabañas, posadas y hosterías. La mayoría son atendidos por sus propios dueños, lo que proporciona un ambiente cálido y familiar a la experiencia.

Una opción es La Baguala, un hermoso refugio serrano ubicado a 3 kilómetros del centro de La Cumbre. Cuenta con una posada con solo cuatro habitaciones, un restaurante, donde se brindan almuerzos, meriendas y cenas, y una tienda de diseño.

Otro hospedaje que se destaca es Villa Art, un hotel boutique en un edificio de estilo anglo normando de principios del siglo XX. Cuenta con luminosos y elegantes espacios que invitan a relajarse y disfrutar de un viaje en el tiempo.

Y un lugar que no puede dejar de mencionarse es Pueblo Nativo, en la localidad de Villa Giardino, a sólo 12 minutos en auto de La Cumbre. Este lujoso resort cuenta en sus 100 hectáreas con un hotel 5 estrellas, un conjunto de condominios totalmente equipados, un campo de golf, una piscina con borde infinito y un conjunto de restaurantes y bares con gastronomía local de nivel internacional.

¿Dónde comer?

La gastronomía es parte fundamental de todo viaje y en La Cumbre hay muchas opciones. Casa Caraffa y La Fonda de Cruz Chica son dos imperdibles del lugar. También, tomar el té en La Cumbre es todo un ritual, por lo que se encuentran varias teterías y confiterías en la zona.

 

Déjanos tu comentario