Córdoba, una de las provincias más “instagrameables” del país

0
35

Sierras, ríos, cascos históricos y monumentos emblemáticos, un cóctel perfecto para fotografiar. Un recorrido por los puntos ideales para compartir en redes.

Para los amantes de guardar imágenes de los lugares que visitan, las provincias argentinas son un sitio ideal. Con paisajes naturales y estructuras arquitectónicas espléndidas.

Córdoba cuenta con una variedad de escenarios únicos para explorar y también para retratar. Los diversos paisajes serranos, junto con sus distintos espacios de interés arquitectónico, son ideales para capturar cada instante y compartir cada vivencia.

¿Cuáles son los lugares ideales para fotografiar en Córdoba?

Cerro Uritorco

Previo al ascenso, se aprecia en las calles una secuencia de murales y pinturas que remiten al carácter sereno de la localidad. Al transitar la senda del Uritorco se potencia la sensación de estar viviendo una experiencia de naturaleza espiritual.

En plan de exploración fotográfica el desafío es capturar esta atmósfera. Durante el recorrido es posible ver prodigios como el rey del bosque, la reina mora, colibríes, calandrias, zorzales y garzas, entre otras especies autóctonas. Por las laderas crecen cocos, matorrales de romerillo, pastizales de las sierras, cactus y suculentas.

El broche de oro para esta aventura fotográfica sobre el cerro es la excursión de trekking “Atardecer en el Uritorco”. Participar de esta travesía posibilita explorar sus secretos y registrarlos en composiciones potenciadas por la singularidad del crepúsculo.

La Cumbrecita

A La Cumbrecita se le considera el primer pueblo peatonal del país. Se ubica a 122 kilómetros de Córdoba capital, en el punto más alto de la provincia, donde las aguas traslúcidas contrastan con un paseo de artesanos de impronta multicolor.

El lugar ofrece un amplio abanico de posibilidades a fotógrafos y aficionados. Permite obtener material profesional o simples recuerdos que capturen la estética alpina de esta localidad.

En La Cumbrecita hay casas, cabañas y tiendas de estilo centroeuropeo en plena fusión con un entorno de pinares y arroyos. Destacan las imágenes del Río del Medio y sus cascadas, así como el gran puente que les da la bienvenida a los visitantes.

Parque Ansenuza

El Parque Ansenuza es un Área Natural Protegida que comprende más de 660 mil hectáreas. Abarca una gran diversidad de ambientes que incluyen el gran espejo salino, cauces de ríos y lagunas permanentes y temporarias, playas barrosas, matorrales de arbustos y cardones, bosques chaqueños y pastizales y sabanas inundables.

El conjunto representa una oportunidad para fotografiar los contrastes del ecosistema, con énfasis en la variedad de la fauna silvestre. En Ansenuza se encuentra más del 60 por ciento de las especies de aves migratorias y playeras del país.

El parque también se presta para participar de excursiones acuáticas rumbo a costas lejanas, entre árboles petrificados, ruinas inundadas y otras vistas surrealistas que plantean el desafío de capturar en cámara su aura espectral.

Manzana Jesuítica

La Manzana Jesuítica cuenta con la Iglesia de la Compañía, la Capilla Doméstica, la Residencia de los padres y el Rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba. Es un conjunto que fue clave en el desarrollo cultural, económico y territorial de la provincia.

Su obra comenzó en 1608 y durante 100 años se añadieron distintos edificios que más tarde pasaron a conformar la actual disposición. En estas construcciones se observan algunas de las máximas expresiones del arte barroco de América.

Por eso, cualquier paseo por la Manzana abre muchas opciones en materia fotográfica. El ojo atento podrá notar las bóvedas pintadas y los retablos de la Iglesia y la Capilla Doméstica, entre otros detalles.

Queda claro que Córdoba es un lugar ideal para los fotógrafos y los aficionados de capturar momentos únicos. Cualquier sitio en esta provincia es instagrameable.

Déjanos tu comentario