San Valentín: Viajar a Ushuaia para celebrar el amor

0
43

La ciudad más austral del mundo se tiñe de expresivos colores, temporada predilecta para los amantes de los atardeceres, es en el verano, donde se ven en el cielo las mejores y más vivas tonalidades. Sin duda, un lugar especial para disfrutar de paseos románticos con un abanico de propuestas más que interesantes.

El día de San Valentín o tradicionalmente llamado Día de los Enamorados es una festividad celebrada en todo el mundo, no pertenece a ninguna cultura o país en particular, un día para celebrar el amor con las personas que quieres. Ushuaia no es la excepción, desde la ciudad del fin del mundo se propone para ese día una aventura diferente y muy romántica para los visitantes. 

¿Cómo hacer del 14 de febrero un día perfecto? En Ushuaia, las posibilidades son muchas, una cena romántica en algunas de las numerosas ofertas gastronómicas de nivel internacional que permiten experimentar los sabores del fin del mundo con una excepcional vista panorámica de la bahía de Ushuaia son el restaurante Chez Manu restaurant, de la mano del chef Emmanuel Herbin que propone una gastronomía inspirada en las raíces de la cocina francesa elaborada con productos naturales de la Patagonia Argentina. 

En idioma selk-nam Kaupé significa estar en casa, y el restaurante homónimo, Kaupé, un clásico de la gastronomía fueguina, convirtió una casa familiar en el recinto de este original restaurante. Esta transformación, con una vista particular del canal Beagle, permite respirar calidez de hogar y deleitarse con pulpo, centolla, merluza negra y vieiras con especialidad de platos de frutos de mar.

Otra buena manera de disfrutar el sabor de la Centolla Fueguina, con amplia variedad de ceviche de vieyras, sashimi de salmón rosado y pulpitos a la criolla y todos estos sabores del mar en un solo plato, hacen del menú de María Lola Resto, una alternativa para quienes quieren disfrutar de una magnífica vista de Ushuaia a solo pasos del centro de la ciudad. 

Kuar resto bar invita a crear tu propia atmósfera privada, desde elegir un lugar sofisticado, en una mesa cerca del fogón central o junto a las ventanas mirando al canal Beagle y degustar un plato de la excelente cocina u optar por algo más informal en la barra o en los privados y disfrutar de tapas y tablas de ahumados con la típica cerveza artesanal.

Abarcando algunas propuestas ya por fuera de la gastronomía, podemos visitar el icónico Parque Nacional Tierra del Fuego con el Tren del Fin del Mundo, que posee la opción de tomar un pase de clase VIP, con servicio diferencial y exclusivo en el coche presidencial, con un menu de 3 pasos, el cual es diseñado y organizado anticipadamente en función a los gustos y preferencias de los pasajeros, invitándolo a degustar de platos típicos de la zona, como la centolla y el cordero fueguino. Este servicio de abordaje prioritario incluye también una visita privada por los talleres del ferrocarril, en donde conocerán el detrás de escena y todo el trabajo artesanal que se realiza día a día para que el Tren del Fin del Mundo opere ininterrumpidamente.

Para los amantes de la aventura no pueden perderse la experiencia de disfrutar del atardecer en canoas, donde en pleno verano la luz del sol perdura por más de 17 horas al día. Los viajeros deben dirigirse a Puerto Almanza, sitio único, en el que habitan los más hábiles pescadores artesanales. Con este paisaje de ensueño, con los colores rojos y anaranjados del atardecer, podrán subirse a canoas para navegar las aguas del Beagle. Un recorrido de alrededor de 7 kilómetros que permite introducirse en un ambiente maravilloso y tranquilo, donde las aguas de los océanos Pacífico y Atlántico se unen.

Otra forma rómantica de conocer Ushuaia es a caballo, realizar una cabalgata es una oportunidad para adentrarte en los rincones del bosque fueguino, disfrutar de un paseo tranquilo o sentir el viento en la cara al galope, desde el Centro Hípico Fin del Mundo.  

Finalmente, para los viajeros que gustan del agua, una de las maravillas escondidas es hacer buceo y sumergirse bajo el canal Beagle y encontrarse con los ecosistemas submarinos repletos de especies llamativas: bosques de macro algas, medusas, centollas y un gran universo de minúsculas y coloridas criaturas. Por debajo de la superficie se desarrolla un mundo increíble, diferente, donde el tiempo y el espacio adquieren otra dimensión.

Por último, para quienes quieren hacer del 14 de febrero un día inolvidable y realizar una propuesta única y diferente de amor eterno o conmemorar un aniversario no se nos ocurre una mejor sugerencia que hacerlo desde la cima de los Andes, brindando con una copa de champagne, donde llegan como parte del recorrido del sobrevuelo en helicópteros de Heliushuaia que les permite tener vistas únicas del Fin del Mundo, ¿se imaginan algo más romántico? 

#MásAlládeTuImaginación

Déjanos tu comentario