Reunión clave para evitar una catástrofe climática

0
27

Con el inicio de la conferencia climática COP27 en Sharm El-Sheikh, Egipto, la organización WWF presente en más de 100 países (representada en nuestro país por la Fundación Vida Silvestre Argentina) pide un cambio claro y decisivo para pasar de las promesas abstractas a la acción en el mundo real.

La organización de conservación advierte a los líderes mundiales que, en estos momentos, la crisis climática avanza más rápido que nuestra respuesta a ella, y que el porvenir de personas y lugares de todo el mundo se está tambaleando por las consecuencias catastróficas de la inacción.

Manuel Pulgar-Vidal, director mundial de Clima y Energía de WWF y presidente de la COP20, dijo: «El tiempo nunca ha estado realmente de nuestro lado, pero ahora es nuestro mayor enemigo. El alcance del colapso climático ya es evidente en todo el mundo, devastando vidas y medios de subsistencia, y acelerando aún más la pérdida de biodiversidad. Estamos muy lejos de mantener el calentamiento a 1.5° C y se nos acaba el tiempo para tomar medidas transformadoras que eviten los daños más terribles e irreversibles para la sociedad y los ecosistemas”.

«Sigue existiendo una enorme brecha entre lo que se necesita, lo que los países han prometido y lo que realmente está sucediendo en términos de reducción de emisiones, creación de resiliencia y apoyo a los países de bajos ingresos. El financiamiento contra el cambio climático sigue en el limbo. A pesar de que la demanda de apoyo financiero para permitir a los países adaptarse a los desastres climáticos crece, el financiamiento sólo llega a cuentagotas”, agregó.

«¡No tenemos tiempo para más retrasos y excusas! Los países deben cumplir las promesas del pasado y aumentar su ambición y acción para evitar que la crisis climática se descontrole aún más.  Cada año perdido pone en riesgo a más personas vulnerables. Debemos aprovechar este momento para dirigir el mundo hacia un futuro limpio y sostenible. Cada momento es importante», puntualizó Manuel Pulgar-Vidal.

Para WWF es esencial que esta COP, que tiene lugar en el continente africano desde ayer, cumpla con la gente de esta región. A pesar de que sólo representa el 4% de las emisiones, África se enfrenta a una exposición desproporcionada a los impactos climáticos, ya que se estima que el continente se está calentando 1.5 veces más rápido que la media mundial. Los países desarrollados deben cumplir e incrementar urgentemente sus compromisos financieros, tecnológicos y de desarrollo de capacidades con África para que el continente sea resistente al clima en 2030.

WWF también pide que la naturaleza tenga un papel más importante en los debates de este año. La crisis climática está provocando la pérdida de la naturaleza, y esta misma destrucción de los ecosistemas naturales está alimentando a su vez la crisis climática. Pero la naturaleza puede ser parte de la solución. WWF insta a los líderes a integrar las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SbN) dentro de la acción climática y a crear un impulso antes de la cumbre sobre biodiversidad COP15, que se celebrará en diciembre en Montreal, la última oportunidad de la humanidad para restablecer su relación rota con la naturaleza.

Para lograr un resultado sólido en la COP27, WWF pide a ONU Cambio Climático que garantice que los grupos de la sociedad civil puedan participar plenamente en la cumbre. Todas las discusiones deben tener en cuenta y beneficiarse de la experiencia que han desarrollado los grupos de la sociedad civil y los pueblos indígenas de todo el mundo a la hora de abordar los retos que plantea la crisis climática.

Dado que la cumbre se celebra en un contexto de tensiones geopolíticas y de una mayor atención a la seguridad energética en todo el mundo, WWF hace un llamado a la unidad de los países para obtener resultados sólidos que proporcionen soluciones para un futuro seguro. Si no transformamos rápidamente nuestros sectores de la energía, la alimentación, el transporte y el uso del suelo y eliminamos la dependencia de los combustibles fósiles, las tensiones geopolíticas no harán más que empeorar.

 

La situación en la Argentina

Fundación Vida Silvestre Argentina, organización asociada en nuestro país, a través de su Director General, Manuel Jaramillo expresó: “Las emisiones de Argentina rondan los 366 millones de toneladas de CO2 equivalentes (tCO2e), lo que deja al país dentro de los 35 países más emisores a nivel global. En la región, nuestro país es el tercer mayor emisor luego de Brasil y México y uno de los mayores per cápita. Esto demuestra que como argentinos no tenemos excusas para afrontar la responsabilidad climática que nos toca”.

“Los dos sectores que más contribuyen a las emisiones de Argentina son el energético y el agropecuario, los que a su vez son aquellos con mayor potencial para la recuperación económica del país. Debemos lograr una transformación productiva que frene la conversión de ambientes naturales para la producción agrícola y ganadera, a la vez de una transformación energética que promueva la eficiencia energética e implemente prontamente los compromisos asumidos por ley en relación a las energías renovables”

“Argentina tiene una enorme biocapacidad, que le permitiría avanzar en sistemas de producción agrícola y ganaderos libres de deforestación y conversión. El país cuenta con infraestructura de datos que permitiría la trazabilidad de esa producción y con ella la permanencia o acceso a mercados cada vez más exigentes. No podemos darnos el lujo de dejar pasar otra oportunidad: conservar y producir no solo es posible, sino que es necesario para promover un verdadero desarrollo”

“Las reservas de gas no convencional de Vaca Muerta podrían ser una oportunidad de generación de divisas, pero también un aporte a la descarbonización de la matriz energética global, ofreciendo alternativas energéticas de menor coeficiente de emisiones que el carbón y los combustibles fósiles líquidos. Sin embargo, se debe disponer de planificación de la infraestructura necesaria para explotar este yacimiento tendiendo a su clausura en 2050, año en el que mundo debe dejar de quemar combustibles fósiles para alcanzar la carbono neutralidad”

“Un país cómo la Argentina, con un alto nivel de endeudamiento, elevados índices de pobreza e indigencia y necesidades estructurales en diversos sectores, no podrá implementar sin apoyo las políticas y medidas previstas en su Plan Nacional de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático (PNAMCC). Es necesario que catalice y acelere el acceso al financiamiento climático comprometido ya hace años, y que el PNAMCC contenga metas específicas para cada sector, que puedan ser correctamente y monitoreadas y evaluada su eficacia, esto permitirá avanzar en los compromisos climáticos nacionales y en el carbono neutralidad al 2050.”

Déjanos tu comentario